Historia

Para conocer la historia de Riodeva hay que remontarse hasta la época romana. De ella se halló una necrópolis romana en el año 1954 con nueve enterramientos. Hoy en día los restos encontrados se exponen en el Museo  Provincial de Teruel.

También se han encontrado  enterramientos con ajuar funerario  de la época hispano-visigótica (siglo VI-VII)  en la Solana del Cerrao.

En el Archivo Histórico Nacional (Cartulario Magno I, pág. 387, ° 462) se encuentra la carta puebla que en el año 1260 el Temple extendía  a los pobladores del lugar. La donación conllevaba el usufructo de las casas, campos, yermos, acequias, fuentes, pesquerías, montes, hierbas, etc., si bien el Temple se reservaba la «torre», casa, iglesia y huerto, y los monopolios de horno y molino, incluyéndose en éste sus aguas, azudes y acequias

La historia más reciente de Riodeva podría condensarse en los versos de una mazurca que fue recuperada por la Asociación Cultural Ciudad Amantes de Teruel que recoge la melodía conservada gracias a   Vicente Lozano y Miguel Tomás, dos   vecinos de la localidad:

Aguas bravas, la blanca nieve en invierno alegre se posa sobre Javalambre,
hará nacer a ese río del que Riodeva cogerá su nombre.
Sus aguas llenas de vida corriendo se acercan hasta a ti llegar,
entre saltos y quebrados salvajes parajes para no olvidar.
Aguas bravas, rompen silencio, en Los Amanaderos cañón sin igual.
Si tu arena, te da riqueza, los dinosaurios te harán inmortal.
Restos quedan de los romanos, sus dos mil años han pasado ya.
El Día de San Lorenzo…De gala te vestirás.

Riodeva


Share This